viernes, 25 de noviembre de 2011

Duelo chichista

El miércoles 23 de Noviembre falleció nuestro compañero y amigo Gigo, un chichista por elección de la primera hora. Tuve la oportunidad de verlo actuar y haber compartido con él largas noches de bar antológicas y no fue mi maestro de teatro por mi propia pereza en asistir a sus talleres de teatro y ahora se hace imposible hacerlo como encontrarlo cualquier noche de estas por San Luis o por Bs.As ya que toda muerte es eso, el fin de lo que era posible.
Para los chichistas que todavía nos es posible hacerlo, tomaremos un vino de comunión, memoria y alegría de celebrar la vida con todos los que nos habitan.
Paradojicamente, la noticia de esta muerte reactiva este querido blog donde el chichismo se expresó por primera vez.
Ha muerto un chichista y eso no está bien.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Liliana Lopez Foresi

Le guste a quién le guste, en Radio del Plata de 13 a 16 podemos nuevamente disfrutar de su genialidad, profesionalismo y encantadora voz.
Esta música desde hace tiempo identifica sus programas

martes, 15 de febrero de 2011

Barbra es Barbara

Un poco de buena música para empezar el día.
En la tradición de las mejores voces de USA , sus modulaciones y su fuerza interpretativa hacen de esta una versión memorable.

lunes, 7 de febrero de 2011

Allá vamos. Los persas cumplen 50

Así es, todo llega y también los 50 para esta rata acuariana y rosarina.
Hace justo un año mi querido amigo Roi Maciaz tocaba en Music House junto a George Haslam y Feco Gonzalez y tuvo la gentileza de dedicarme ese "gig" por ser mi cumpleaños 49.
De algún modo hay cosas que están misteriosamente conectadas. La segunda vez que Roi tocó en ese lugar utilizó el trombón, entre otros instrumentos, he hizo una improvisación a la que tituló "Ven, Richard, ven" que,  días atrás,.me enviara el video
Comparto con todos tanto cariño y genialidad de mi amigo Roi y agradezco a todos mis amigos y conocidos, persas o no, que me hicieron llegar su afecto este día y me permitieron transitarlo.
Ya estamos del otro lado del espejo.
Un abrazo para todos y todas

Los persas visitan Chile III

 Con Alondra, Marga y Clari en uno de los tantos frentes coloridos de Valpo.

No sólo Santiago hay en Chile
Uno de los lugares que cautivó mi corazón persa es Valparaiso, puerto marítimo que se alza sobre 46 cerros. Una ciudad infinita donde se siente a cada paso que todo puede pasar.
Pude asombrarme paseando solo por las calles de la zona baja y disfrutarla mucho mas cuando fuimos con nuestro amigo Fenia y su hija Alondra y  visitamos el puerto, el cerro Concepción , al que accedimos por un funicular y el cerro Alegre,  pequeña París sudamericana.
También nos hicimos tiempo para comer unas buenas pailas marinas y unas muy populares reinetas en el bar Liberty que, según cuentan, es en este momento el  mas antiguo del puerto que reúne armoniosamente parroquianos de toda clase con turistas de todos lugares; auténtico Aleph de la ciudad que sentí como mi lugar en el mundo en Chile


Con Marga, Fenia y Clari. Además de toda la belleza y autenticidad del lugar, ¡se puede fumar!
Uno de los paisajes mas característicos de Valparaíso son sus empinadas escaleras que parecen imposibles de subir.
Para bajar hay medios mas ingeniosos como los viejos toboganes de nuestra infancia 


domingo, 6 de febrero de 2011

Los persas visitan Chile II

No sólo subtes hay en Santiago.
También hay edificios de una gran monumentalidad e imponente belleza como los de las universidades, ministerios y distintas instituciones. En la plaza de armas se destaca la Catedral y si caminan un poco mas podrán encontrar tal vez uno de los edificios mas emblemáticos de Santiago que es el Palacio de la Moneda cuya asepsia y cuidados actuales no pueden hacer olvidar que fuera bombardeado durante la heroica resistencia del presidente Salvador Allende
De nuestro recorrido por Santiago rescatamos la visita a una biblioteca pública en la que la sala de lectura es un café muy bien integrado con el parque circundante y atendido por una joven peruana con quien nos sentimos inmediatamente hermanados..
El museo de Bellas Artes fue tal vez lo que mas llamó nuestra atención tanto por su edificación como por la calidad de sus muestras. Nos fuimos de allí con la promesa incumplida de retornar al día siguiente y con la intención, cumplida, de almorzar en uno de los lugares de comida mas populares de Santiago como es la Vega chica donde la variedad gastronómica de gran cantidad de puestos es ofrecida a viva voz y de manera muy insistente por otros tantos mozos o empleados de cada uno de ellos.
Nuestra perplejidad ante esa situación tan extraña a nuestras costumbres fue vencida por una amable muchacha peruana por lo que, ademas de poder probar platos preparados a la manera de su país, nos propusimos, y esperamos que así sea, que nuestro próximo viaje sería precisamente a Perú.
Muy cerca de allí pero en la otra margen del río Mapocho, se encuentra el Mercado Central, imprescindible para la economía de los sectores mas populares tanto como las ferias callejeras que se instalan en diversos barrios durante distintos días de la semana.
A pocos metros de este mercado se encuentra uno de los bares mas genuinos de todo Santiago  que se lo conoce con el nombre de "La Piojera" y que, en una de mis incursiones en solitario por el centro de Santiago, tuve la ocasión de poder tomar en el mesón  (barra) un buen vaso de Chicha con un sandwich de pernil. Si bien es cierto que el lugar es visitado por gran cantidad de turistas de todas partes no deja de ser por ello un lugar muy auténtico  que me produjo un encanto particular que conservo de manera entrañable.

domingo, 30 de enero de 2011

Los persas visitan Chile

De vuelta en Argentina tras unos días en el país trasandino.
No fué nuestra intención ni nuestro ánimo hacer turismo sino reunirnos con amigos. Uso el plural porque fuí con mi mujer y su hija unos días a Santiago y anduvimos merodeando un poco por las playas de la región central, Viña del Mar, Reñaca, Con Con, Quinteros, Horcón.
Prender el metro en Santiago (tomar el subte mas propiamente para nosotros) es una de las pocas cosas que no parecen sudamérica; es como ingresar en una realidad aparte de la que todos se sienten orgullosos y en la que un ejercito de operarios establece una limpieza y un orden muy cercano al de un documental futurista sobre la vida en las grandes urbes. La mayoría de las estaciones tienen la asepcia y la amplitud propias de salas de aeropuertos, sin los olores y congestiones mas conocidas por nosotros.